Saltear al contenido principal
  • languages logo
La Seguridad De Los Bomberos En Los Incendios Forestales

La seguridad de los bomberos en los incendios forestales

Debido a los patrones climáticos inesperados, los incendios forestales tienden a ocurrir a una mayor tasa e intensidad en los últimos años. Los incendios forestales son dinámicos y pueden extenderse a grandes áreas. La topografía del terreno, las condiciones climáticas, la densidad y la naturaleza de los combustibles (carburantes) impactarán en el comportamiento de los incendios forestales.  

 

Los bomberos forestales están entrenados para restringir el fuego y anticipar su comportamiento con el fin de implementar la estrategia más segura para contener las llamas y salvar vidas. Los socorristas usarán diferentes enfoques dependiendo de la gravedad del desastre que se puede medir por el Índice de Peligro de Incendio Forestal.

 

El control directo del fuego se utiliza generalmente en incendios pequeños utilizando agua y empujando los materiales ardientes adyacentes al borde del fuego dentro de él. El agua es muy importante ya que evita que las herramientas y las máquinarias propaguen el fuego sin querer.

 

Para incendios más grandes, se dará prioridad a limitar la propagación del fuego mediante la mitigación. El personal trabajará activamente para eliminar los combustibles naturales o artificiales para crear zonas de seguridad lo suficientemente grandes como para evitar que el fuego pase a través de ellas. 

LA ZONA DE HOMBRE MUERTO

Al intervenir en un incendio forestal, los bomberos deben garantizar su propia seguridad manteniendo una distancia suficiente del fuego, de modo que estén en condiciones de retirarse a una zona segura si es necesario. A menudo se recomienda acercarse a un fuego activo “desde el negro” (desde el lugar donde el fuego ya paso) en lugar de acercarse “desde el verde” (trayectoria del fuego).

 

Sin embargo, es difícil estimar con precisión la distancia y el tiempo necesario para llegar a un lugar seguro y un cambio de viento puede empujar al fuego a cambiar de velocidad y dirección. Cuando esto ocurre, los que responden pueden ser sorprendidos con la guardia baja y arriesgarse a ser atrapados por las llamas. Esta zona de riesgo es lo que los bomberos llaman “zona de hombre muerto” y debe evitarse cuando sea posible. 

Proteccion Personal para FUEGOS SILVESTRES  

Dado que los incendios forestales son por definición imprevisibles, se recomienda equipar a los socorristas con el equipo de seguridad adecuado que pueda ayudar a los bomberos a ponerse a salvo o a esperar el rescate en caso de que el fuego quede atrapado. La NFPA 1977 y la ISO 15538 son las normas que se utilizan a menudo para certificar el rendimiento de la ropa y el equipo de protección diseñados para la lucha contra los incendios forestales. La radiación térmica, el calor convectivo y la exposición al humo son los principales peligros que hay que superar cuando se combate un incendio forestal. Las prendas o equipos reflectantes (poncho aluminizado o refugio contra incendios) pueden ayudar al bombero a protegerse contra el calor radiante y el fuego cuando las zonas de seguridad no son accesibles.


Debido a la necesidad de que los equipos de respuesta a incendios forestales sean móviles en terrenos irregulares, la vestimenta y equipos deben ser ligeros y fáciles de transportar. La vestimenta mas pesada (es decir, los trajes de proximidad) no son adecuados para esas intervenciones y es probable que causen lesiones por estrés térmico.

No dude en visitar nuestra página de protección contra el calor para saber más sobre nuestros tejidos aluminizados para la lucha contra el fuego.

 

 

 

  

 

Volver arriba